Tangos Flamencos

Tangos Flamencos

Los Tangos Flamencos

El patrón del tango o habanera se dice que procede de las contradanzas (baile de nobles, elegante y honesto con el que cotejar a damas y caballeros) que llegaron a América en el siglo XVIII. Sobre el origen de los Tangos se barajan varias hipótesis, una es que fueron los franceses huidos de Haití los que llevaron a Cuba el patrón del Tango, pero quizás la que más peso ha cogido es que fueron los esclavos de Santiago de Cuba los que comenzaron a desarrollar este patrón, llevándolo a la Habana y desde donde empezó a extenderse como la pólvora a todo Occidente.

Primero llega a Cádiz la capital americana por excelencia de aquellos tiempos como Tango americano e insertándose como número centrales en las zarzuelas. Uno de los más antiguos es aquel que su letra dice:

“Usted no es ná, usté no es ná, usté no es chicha ni limoná”.

A los artistas que destacaban en este estilo de Tango se le llamaba tanguero Tangueros

Todo esto dio origen al tango de Cádiz conocido hoy como el tanguillo. Así poco a poco el Tango se fue desprendiendo de estos matices originarios y fue adquiriendo un carácter más aflamencao, consolidándose como baile en lugares como Cádiz, Jerez, Triana, Granada, Jaén, Málaga o Extremadura. De estos estilos hablaremos más adelante.

Clases de tangos flamencos

Más que el término clases en flamenco lo denominamos estilos, es decir estilos de Tangos Flamencos. 
Estos presentan características especiales según la zona geográfica y el sello que le ha impregnado alguno de sus intérpretes.
Entre los tipos de Tango Flamenco tenemos estos estilos:

  • Tangos de Cádiz
  • Tangos de Triana
  • Tangos de Graná
  • Tangos de la Carlotica
  • Tangos Extremeños
  • Tangos de Málaga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *